Seleccionar página

La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), recoge los llamados derechos ARCO, compuestos por los derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición. La vulneración de a recibir información puede traer consigo el derecho a indemnización por los perjuicios que se le ocasionen.

Estos derechos ARCO son la garantía que tienen los usuarios, consumidores, o cualquier ente para poder tener el control sobre sus datos, cuando estos estén en manos de otras personas o empresas.

DERECHOS ARCO

A continuación trataremos de hacer una breve exposición sobre cada uno de estos derechos:

 

  • DERECHO DE ACCESO A LA INFORMACIÓN

    Mediante este derecho, los usuarios tienen la capacidad de dirigirse a los responsables de un fichero (una empresa por ejemplo) y solicitar a este que informe sobre que datos tiene esta empresa en su poder, desde cuando, para qué se están utilizando y cualquier otra información relativa a los datos.

 

  • DERECHO DE RECTIFICACIÓN

    Es el derecho que todo usuario dispone para solicitar al responsable de un fichero modifique los datos personales en su propiedad con el fin de que el uso de los datos se realice de una forma correcta.

 

  • DERECHO DE CANCELACIÓN

    Este derecho faculta a un usuario a solicitar que los datos personales que obren en propiedad de un responsable de un fichero sean eliminados permanentemente, siempre que estos sean inadecuados o excesivos (no sean pertinentes para la finalidad para la que se recogieron).

 

  • DERECHO DE OPOSICIÓN

    Quizá el más ejercido de todos. Este derecho permite al consumidor y/o usuario solicitar al responsable de un fichero, que deje de disponer sus datos personales cuando se traten sin consentimiento (adquiridos de fuentes accesibles al público, por ejemplo) y cuando estos se estén utilizando con fines comerciales.

¿Quiere interponer una reclamación por vulnerar sus derechos ARCO de un fichero de una empresa?

Estos derechos se caracterizan por ser personalísimos, solo pueden ser ejercidos por el titular de los datos o su representante legal; son independientes, es decir, el ejercicio de uno no supone el ejercicio de los otros. El ejercicio de los derechos supone para los encargados del tratamiento (o las empresas) la obligación de contestar de acuerdo a lo establecido en la ley, y poner a disposición de los usuarios un procedimiento gratuito por escrito.

El derecho de información, previo al tratamiento de los datos de carácter personal, es uno de los derechos básicos y principales contenidos en la Ley de Protección de Datos.

En caso de que los responsables no cumplan adecuadamente sus obligaciones respecto a los ejercientes de los derechos arco, estos podrán solicitar la tutela de la Agencia Española de Protección de Datos o bien la tutela de las agencias autonómicas Agencia Vasca de Protección de Datos y Autoridad Catalana de Protección de datos, en los casos en los que estas fueran competentes.

 

Envíe su consulta a nuestros abogados especialistas.