Seleccionar página

En este artículo vamos hablar sobre uno de los delitos contra el patrimonio, y que se producen a diario en establecimientos comerciales. Estamos hablando del delito de hurto.

Evitaremos ser reiterativos en cuanto a conceptos se refiere, por lo que os invitamos a leer nuestra sección de delitos de hurto y robo para tener una idea más clara sobre estos dos tipos penales que servirán para entrar sobre el fondo del asunto.

abogados penalistas madrid albacete
¿Qué es el delito de hurto en establecimiento?

El delito de hurto es el apoderamiento de cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño si la cuantía de lo sustraído excede de 400 euros. Por ejemplo, ir a alguna tienda y llevarse los productos sin abonarlos cuando y donde se debe.

El método más habitual es el de quitar la alarma o utilizar cualquier medio que impida que la misma se accione. Recordemos que la inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda es considerado un delito de robo no de hurto. Recomendamos un artículo publicado por Alartec y reproducimos sus consejos de seguridad para tienda.

consejos de seguridad quitar alarma en tienda

¿Qué ocurre si me llevo un producto sin pagar de una tienda?

Evidentemente nos encontraremos ante la comisión de un presunto delito de hurto en establecimiento, y a estos efectos, los delitos de hurto intentados en establecimientos, el valor de la posible mercancía sustraída será la que atienda a su precio de venta al público (PVP), incluido el IVA.

El precio de venta al público está formado por los siguientes elementos:

a) El PRECIO es la contraprestación económica que ha de percibir el vendedor por el producto expuesto, e integra la base imponible del Impuesto sobre el Valor Añadido.

b) La BASE IMPONIBLE DEL IMPUESTO estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedente del destinatario o de terceras personas, y que se devenga en el momento de la puesta a disposición del bien a favor del adquirente.

El criterio de aplicación, no exento de polémica entre diferentes Audiencias Provinciales, ha venido discutiendo acerca de si el precio de venta al público debe de incluir el IVA o descontarse.

No hay unanimidad en las sentencias de audiencias provinciales que aportan soluciones que van desde la fijación de la cuantía de lo sustraído en función del precio de venta al público, incluidos margen comercial e IVA, pasando por la deducción del impuesto hasta quienes sostienen que ha de ponderarse también el margen comercial.

Esta distinción, en principio superada, traía la problemática inclusión de los impuestos correspondientes, lo que en algunos casos, daba lugar en su día a superar los límites establecidos para la calificación entre un delito o falta de hurto.

No es obligación del perjudicado favorecer la perpetración de hurtos en su establecimiento mediante la fórmula de no denunciar al delincuente sorprendido in fraganti si abona el valor de lo que intentó hacer suyo sin pagar cuando y donde debía.

El Tribunal Supremo resolvió “como regla general, para determinar el valor de lo sustraído o defraudado no debe atenderse a su valor de coste sino al precio o valor de cambio, que naturalmente incluye los impuestos correspondientes”.

Con la nueva reforma del Código Penal y supresión de los juicios de faltas de hurto, lo que queda claro es que si el valor de lo sustraído no supera los 400 euros, se podrá imponer una multa de 1 a 3 meses.

En cuanto a la pena de multa de los delitos de hurto en establecimientos, viene siendo habitual la imposición de 5 euros diarios y un periodo de dos meses, aunque habrá que atender a la naturaleza de los hechos. En los supuestos que resulte complicado poder hacer frente a dicha multa por delito de hurto en establecimientos comerciales por carecer de medios económicos, se deberá acreditar dicha situación personal con cualquier medio valido, a los efectos de intentar poder reducir la multa por hurto o en el caso de que pudiera ser solicitado y estimado, la sustitución de la pena de multa por trabajos en beneficios de la Comunidad.

¿Cómo se acredita el precio de venta al público en un delito de hurto en establecimientos comerciales?

La acreditación del precio de venta al público se hace habitualmente, mediante la expedición del correspondiente ticket de caja. Será recomendable la declaración de testigos (personal del establecimiento) quienes se tengan que pronunciar al respecto también.

La declaración de los encargados del establecimiento permite acreditar que los artículos recogidos en dicho ticket de caja son los referidos a aquellos productos.

abogado hurto en tienda madrid y albacete

Envíenos su consulta. Contacte con nuestro equipo de especialistas.