Seleccionar página

¿CONOCES LAS MULTAS Y SANCIONES POR SUPERAR EL LIMITE DE ALCOHOLEMIA?

Dar positivo en un control de alcoholemia es relativamente fácil si has tomado alguna bebida que lleve alcohol.

El momento en que “te dan el alto” los Agentes de la Autoridad, se te tienen que pasar muchas cosas por la cabeza que hacen que te sientas mal, al menos psicológicamente, y en muchas ocasiones, no sepas ni cómo actuar ni las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol u otra sustancia.

En esta ocasión, nuestro departamento de abogados penalistas en Madrid han querido recoger algunas de las dudas relacionadas con los límites y el juicio rápido por alcoholemia que se le ha podido presentar en alguna ocasión a nuestros clientes.

Confiamos sea de vuestro agrado esta publicación, y para cualquier aclaración no dudéis en ¡contactarnos!

Tasa de alcoholemia y límite de alcoholemia.

La tasa de alcoholemia es una cifra que representa el nivel de alcohol en sangre que tenemos en un momento preciso. Se mide en gramos por litro en sangre o en miligramos por litro de aire espirado.

El límite de alcoholemia, por su parte, es un máximo de alcohol en sangre establecido de acuerdo a combinar alcohol y conducción. Esto es, la cantidad máxima de alcohol en sangre con la cual está permitido conducir un vehículo.

Actualmente en España es de 0,15 mg/l en el caso de conductores nóveles, profesionales y aquellos que transporten mercancías con vehículos de más de 3500 kg; y de 0,25 mg/L para el resto de los conductores, los “normales” que habitual o esporádicamente se ponen manos al volante.

El control de alcoholemia.

El control de alcoholemia es un proceso rutinario que se lleva a cabo por la autoridad para conocer si el conductor supera los niveles de alcohol máximos.

Se realiza soplando durante unos segundos, y con una boquilla de un único uso, en un alcoholímetro capaz de determinar si el límite de alcoholemia es superado o no.

si-bebes-no-conduzcasEn caso de dar positivo en control de alcoholemia, sea cual sea la cifra, pide que te repitan el control, pues tu única “prueba” será ese resultado.

¿Tienes alguna duda? 

Resolveremos tu consulta

Si durante un control de alcoholemia tu tasa de alcohol es superior al máximo permitido, ocurrirá que:

(i).- Los agentes se asegurarán de que no conduzcas hasta verse reducida la tasa de alcohol en sangre, garantizando de esa manera la seguridad vial.

(ii).- Si el resultado del test de alcoholemia está entre 0,25 y 0,5 mg/L (0,15 y 0,3 mg/L para nóveles y profesionales), se te podrá sancionar con una multa por alcoholemia de entre 300 y 600 euros, así como suspender tu permiso de conducir durante 3 meses, si así se considera.

(iii).- Si has superado los 0,6 mg/L, esto pasa a considerarse un delito que incluye condenas por alcoholemia como son la pena de cárcel y la privación del carnet.

(iv).- Para los nóveles que superen 0,3 mg/L se retirarán 6 puntos del carnet.

Estos supuestos son siempre de sanción y condenas por alcoholemia máximas por lo que, dependiendo de tu actitud y, por supuesto, tu estado, cada agente será libre de suavizar las sanciones.

Por ejemplo, un conductor novel superará esta tasa de alcohol con sólo tomar una lata de cerveza y a un conductor general le pasará lo mismo con dos.

Mucha gente se pregunta cómo engañar al control al alcoholímetro, pues, sí que es cierto que “dar positivo” no es difícil.

No es posible engañar al alcoholímetro y realmente es algo que no deberías hacer puesto que alcohol y conducción son dos conceptos que nunca debes mezclar, por tu seguridad y la de los demás. - ¡Compártelo!

Sí podemos aconsejar que comas bien antes de tomar alcohol, pues de esta manera este se absorberá más lentamente.

No engañarás a la maquinita pero sí controlarás mejor tus actos y serás consciente de cómo te está afectando la bebida.

No tengas prisa. Deja pasar todo el tiempo posible antes de coger el coche. De esta manera, tu nivel de alcohol en sangre habrá bajado de manera natural y no pondrás en riesgo ni tu vida ni la de los demás.

Aunque el alcohol se elimina mediante evaporación y excreción, los niveles son mínimos por lo que beber mucha agua o sudar nunca va a servir para librarte de una buena multa por alcoholemia.

 NUNCA te niegues a realizar un control de alcoholemia pues esto se castiga con sanciones y penas realmente severas, ya que puede constituir un delito grave.

El límite de alcoholemia y la ley.

Superado el límite de alcoholemia para conductores y hasta un máximo de 0,6 mg/L, la situación se considera infracción.

Pasada esta cantidad, pasa a considerarse delito, por lo cual podrías incluso ir a prisión.

¿Cómo actuar ante un positivo en alcoholemia?

1.Conformidad penal.

Si se pretende realizar un juicio, pide la realización de un juicio rápido con conformidad.

La conformidad penal implica que aceptas los cargos, en este caso, que afirmas haber tenido ese nivel de alcohol en sangre en el momento en el que te realizaron el control.

2.Juicio rápido.

Si no has llegado a ese 0,6 mg/L estás de suerte, puedes pedir un juicio rápido por alcoholemia. 

Un juicio rápido en el que, si se celebra con conformidad penal, se realizará sin mayor dificultad, ahorrando tiempo y papeleo, y servirá para reducirte en un tercio la pena y las sanciones aceptadas.

Por supuesto, si no aceptas los cargos, no habrá conformidad penal alguna pero igualmente se puede pedir este juicio rápido. Este proceso, sin embargo, no siempre termina “rápido” y es posible que se decida posponer y convertir en un juicio “al uso”.

3.Alegaciones por multas de alcoholemia.

Pedir alegaciones por multas de alcoholemia es algo que difícilmente tenga éxito.

De ahí que hagas caso de nuestro anterior consejo y, si das positivo en un control, pidas que te lo repitan, de manera que puedas recurrir una multa por alcoholemia o cualquier otra sanción que se te impute.

¿Cuándo recurrir una multa por alcoholemia?

SUPUESTO 1.

Aconsejamos recurrir multas por alcoholemia si realmente no has bebido y consideras que el positivo se debe a un fallo del alcoholímetro, para lo cual deberás pedir el certificado de verificación del aparato que corrobore su homologación, asegurándote de que se corresponde con el modelo y versión del alcoholímetro que han utilizado para hacerte soplar.

SUPUESTO 2.

Si los valores presentados en la denuncia son distintos de los de los tickets, directamente puedes pedir que se anule la denuncia.

SUPUESTO 3.

La última situación para recurrir una multa por alcoholemia es aprovechar que la administración no cumpla los plazos legales, prescribiendo la sanción.

SUSCRÍBETE AL BLOG

Noticias Jurídicas de Garón Abogados.

Para estar al día de todas nuestras novedades y recibir los artículos de nuestro blog en tu correo.

La prueba o control de alcoholemia.

Una de las cuestiones con mayor relevancia en el ámbito de la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas, y de todo lo que estamos analizando, es la realización de la prueba de alcoholemia.

En síntesis podemos decir que:

Es obligatorio, para todos los conductores, someterse a estas pruebas cuando la autoridad en los debidos controles de alcoholemia así nos lo requiera.

Negarse a realizar la prueba significa un delito grave que suponen penas de prisión.

La prueba consiste en soplar en el etilómetro, aparato que nos proporciona el agente de policía.

Si resultado es negativo, reanudamos la marcha, si el resultado es positivo, se repetirá la prueba tras al menos 10 minutos.

En esta segunda prueba sucede de manera parecida si el resultado es negativo, pero si el resultado es positivo se nos denunciará, por el agente, y no nos dejaran marcharnos del lugar hasta que el limite esté por debajo de lo permitido.

Podremos hacer, de una manera correcta, alegaciones y observancias al respecto, por nosotros o por nuestros abogados.

Pero, si no estamos de acuerdo con los resultados de la prueba, podemos solicitar que se nos traslade a un hospital cercano para que se nos realice una prueba por medio de un análisis de sangre, que si da positivo tendremos que pagar los gastos de esta prueba.

El vehículo quedará inmovilizado hasta que estemos en condiciones de conducirlo, y sí se nos permite, o bien hasta que se autorice a un acompañante a retirarlo.

Y por ultimo, quiero que sepáis que si damos una tasa de relevancia, que pueda suponer delito, podemos ser detenidos y puestos a disposición judicial.

¿Has sido detenido por dar positivo en un control de alcoholemia y necesitas a un abogado penalista para defenderte en un juicio rápido por alcoholemia?

telefono garon abogados madrid

¿Qué delitos van por juicio rápido?

La Ley de Enjuiciamiento Criminal indica que tipo de delitos van por juicio rápido, y son los siguientes:

a) Delitos de lesiones, coacciones, amenazas o violencia física o psíquica habitual, cometidos contra las personas.
b) Delitos de hurto.
c) Delitos de robo.
d) Delitos de hurto y robo de uso de vehículos.
e) Delitos contra la seguridad del tráfico.
f) Delitos de daños.
g) Delitos contra la salud pública.
h) Delitos flagrantes relativos a la propiedad intelectual e industrial.juicio-por-alcoholemia

Para el supuesto que nos interesa, cuando la alcoholemia es positiva estaremos ante un posible delito contra la seguridad del tráfico y se celebrará un juicio rápido.

¿Qué sanción tiene conducir borracho?

La mayoría de las condenas por alcoholemia llevan aparejado dos tipos de sanciones detalladas en el Código Penal, que son:
** Multa.
** Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores.

La sanción que tiene conducir borracho, salvo que haya otros supuestos de responsabilidad detallados, justificados y valorados, será de 1.000euros.

Respecto a la prohibición a conducir por ir borracho será de al menos un año.

Accidente con alcoholemia, ¿quién paga?

Nuestros abogados penalistas en Madrid informan que, aunque tengas contratado un seguro, y en principio puedan responder de posibles daños y perjuicios ocasionados a nivel particular o material, en casos de alcoholemia, y así lo dejan claro en la mayoría de los contratos de seguros, que las compañías aseguradoras se eximirán de responsabilidad cuando resulte probado que se ha estado conduciendo bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

¿Qué quiere decir?

Aunque en un principio, y siempre que tu abogado defienda, con total probabilidad, la compañía de seguros te reclamará todos los gastos que haya podido desembolsar por la culpa o dolo de conducir bajo los efectos del alcohol, sin perjuicio de abonar previamente aquello que justifique y reclame.

¿Qué pasa si no cumplo con la condena por conducir borracho?

Como no puede ser de otra manera, por varios motivos no te recomendamos bajo ningún concepto que lo hagas.

No olvides que tendrás que sumar más tiempo para poder cancelar los antecedentes penales, que pueden impedir que trabajes.

Primero, porque conducir bajo los efectos del alcohol no solo pone en peligro tu vida, sino también la de los demás. Ser sorprendido por la Policia y dar positivo en un control de alcoholemia

Y, en segundo lugar, porque te expones a un nuevo tipo de pena que puede ser pena de prisión de seis meses a un año si estuvieras privado de libertad, y con la pena de multa de doce a veinticuatro meses si no lo estuvieras.

blog-abogados

¿Quieres que te llamemos?

Déjanos tu teléfono de contacto y te llamaremos en menos de 24 horas.

Garón Abogados

Garón Abogados