Seleccionar página
incapacitar a una persona judicialmente

¿Cómo es el proceso judicial para incapacitar a una persona mayor o con enfermedad?

¿Sabes cómo incapacitar a una persona judicialmente? Si un familiar cercano comienza a hacer operaciones que pueden afectar gravemente a su patrimonio y piensas que puede tener algún tipo de demencia, es necesario que valores, con un abogado civil especializado, el inicio de un proceso de incapacitación judicial. En este artículo te contamos en qué consiste, qué ventajas y desventajas tiene y qué son la tutela y la curatela.

¿En qué consiste un proceso de incapacitación judicial?

Antes de entrar a explicar la incapacitación judicial es necesario que sepas cómo se regula la capacidad de las personas en el ordenamiento jurídico español.

Por un lado, podemos hablar de capacidad jurídica de las personas que supone que son titulares de derechos y obligaciones. Por otro lado, está la capacidad de obrar que es la que podemos solicitar a un juez que limite, de forma que se establecen limitaciones a la autonomía personal por el bien de la persona.

La incapacitación judicial de una persona, por lo tanto, es un acto con muchos efectos, por lo que las normas que lo regulan son muy estrictas para garantizar la seguridad de esa persona incapaz. En definitiva, incapacitar judicialmente a una persona supone limitar su capacidad de obrar y nombrar, por parte del juez, a una persona (física o jurídica) que pueda ejercer esa capacidad como tutor legal o como curador. Más adelante te contamos la diferencia entre tutor y curador.

La incapacitación debe de ser un traje a medida, flexible y que se adapte a la necesidad de protección de la persona afectada de manera gradual a las circunstancias.

La incapacitación legal o judicial se regula en los artículos 199 y siguientes del Código Civil, en los que se establece, entre otros aspectos, que:

  • Nadie puede ser declarado incapaz, sino por sentencia judicial en virtud de las causas establecidas en la Ley. La sentencia de incapacitación es constitutiva y de eficacia no retroactiva.
  • Son causas de incapacitación las enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico, que impidan a la persona gobernarse por sí misma.

¿Cómo inhabilitar a una persona judicialmente?

Si, por ejemplo, una persona padece Alzheimer y sufre un deterioro progresivo de su memoria, no podrá tomar decisiones sobre su persona o sus asuntos económicos, y sus familiares se pueden plantear inhabilitarla o solicitar la incapacidad judicial.

Lo fundamental, no es que padezca una determinada forma de enfermedad mental, sino sufrir una perturbación mental con repercusiones jurídicas.

En el procedimiento de incapacitación son importantes los siguientes aspectos:

¿Tienes alguna duda? 

Resolveremos tu consulta

 

  • El proceso se inicia con una demanda de incapacitación que se presenta con abogado y procurador ante el Juzgado de Primera Instancia que corresponda al lugar donde resida la persona que se quiere incapacitar.
  • Se pueden solicitar o tomar de oficio por el Tribunal, medidas cautelares para la protección del incapaz y de su patrimonio.
  • El Ministerio Fiscal es siempre parte en estos procesos.
  • No se decidirá sobre la incapacitación de una persona sin que exista un dictamen médico acordado por el tribunal.
  • Si se ha solicitado, la sentencia nombrará a las personas que deban asistir al incapaz.
  • En el caso en que cambien las circunstancias, puede iniciarse un nuevo procedimiento que deje sin efecto la incapacitación o limite de otra forma la capacidad.

Incapacitación legal: ventajas e inconvenientes

Algunas de las ventajas e inconvenientes de la incapacitación judicial son los siguientes:

  • Una persona puede realizar actos válidos sin ser consciente de que están afectando a su patrimonio y la incapacitación judicial puede evitar que eso ocurra.
  • El objetivo de incapacitar a una persona judicialmente es la protección de la persona incapaz.
  • Se trata de una figura flexible que se adapta a las circunstancias de la persona que se incapacita.
  • El proceso de incapacitación judicial puede ser largo y difícil ya que se puede tratar de incapacitar a tu padre, madre o a algún familiar cercano.

¿Se limita la capacidad jurídica y legal al incapacitar a una persona?

La respuesta a esta pregunta es que no, lo que se limita es la capacidad de obrar. La capacidad jurídica se obtiene con el nacimiento y se mantiene a lo largo de toda la vida. Por ejemplo, un recién nacido puede ser titular de una cuenta bancaria, pero no va a poder sacar dinero hasta que sea mayor de edad y tenga capacidad de obrar.

Los informes médicos serán muy importantes, pero el Juez verificará personalmente el examen del presunto incapaz.

La incapacitación judicial exige la previa demostración por el demandante de que el presunto incapaz tiene una enfermedad o deficiencia de carácter físico o psíquico que, por un lado, reviste carácter permanente, y, por otro, le impide gobernarse por sí mismo, tanto en el aspecto personal como patrimonial.

¿Qué significa tutela o curatela? ¿Cuáles son las obligaciones del tutor?

Para la protección de las personas incapaces existen varias figuras jurídicas:

  • Tutela. Es la figura más restrictiva. El tutor es una persona que cuida de la persona, administra su patrimonio o a la representa. Podrá ser tutor: la persona que designe el tutelado, el cónyuge del tutelado, los padres, la persona o personas que designadas en un testamento, el ascendiente, descendiente o hermano que designe el juez.
  • Curatela. El curador interviene solo en determinados actos establecidos en la sentencia, que los menores o pródigos no pueden realizar por sí solos.
  • Defensor judicial. Es una figura temporal que nombra el juez en los casos en que una persona necesita un curador o tutor urgentemente.

Las obligaciones del tutor se regulan en el artículo 269 del Código Civil que establece lo siguiente:

El tutor está obligado a velar por el tutelado y, en particular:

  • A procurarle alimento.
  • A educar al menor y procurarle una formación integral.
  • A promover la adquisición o recuperación de la capacidad del tutelado y su mejor inserción en la sociedad.
  • A informar al Juez anualmente sobre la situación del menor o incapacitado y rendirle cuenta anual de su administración.

¿Cuáles son los derechos del tutor legal de una persona incapacitada?

En cuanto a los derechos del tutor de una persona incapacitada, destacamos que puede tener derecho a una retribución que fijará el juez en función del trabajo que realiza y la responsabilidad que asuma.

En definitiva, en los casos de una incapacitación judicial es fundamental contar con el asesoramiento de un abogado experto que pueda indicarte la mejor forma de actuar y dirigir el procedimiento.

Despacho de abogados en Madrid

No Olvides Compartir en Tus RR.SS.

Estas terminando de leer este artículo y seguro que puede ser útil para alguno de tus contactos.

¡Pónselo fácil!

¿Quieres que te llamemos?

Déjanos tu teléfono de contacto y te llamaremos en menos de 24 horas.

Garón Abogados

Garón Abogados