Todo lo que deberías saber de la presunción de inocencia si te han denunciado.

Penal

Todo lo que deberías saber de la presunción de inocencia si te han denunciado.

Seguro que en alguna ocasión has oído aquello de “nadie resulta culpable hasta que se demuestra lo contrario”, pues esto viene a significar la presunción de inocencia a grandes rasgos.

Los abogados penalistas cuando ejercemos nuestra posición de defensa frente a la acusación por un presunto delito, solemos acudir a este derecho constitucional que resulta necesario para que todas las personas, con independencia del tipo de delito que se cuestiones, puedan tener un juicio con las máximas garantías.

Por este motivo, en este artículo realizamos un profundo análisis sobre este la importancia de la presunción de inocencia, el principio in dubio pro reo, la relevancia de las pruebas y en especial las testificales, etc., todo ello, para que puedas resolver llevar a tu caso en cuestión si estás próximo a la celebración de un juicio penal.

Aprovechamos para copiar un extracto de las primeras sentencias absolutorias de nuestros clientes en 2023 sobre la base de la presunción de inocencia.

sentencia presunción de inocencia a cliente de garón abogados

Definición de presunción de inocencia

 

La presunción de inocencia es uno de los derechos reconocidos en el artículo 24 de la Constitución Española, concretamente en el capítulo de los derechos y libertades.

La presunción de inocencia se define como aquel derecho de todo acusado por un delito a no sufrir una condena sino existe una sentencia firme de culpabilidad, dictada en un juicio formal.

Es decir, siguiendo este derecho, cualquier acusado no podrá sufrir consecuencias penales si no se demuestra su culpabilidad en un juicio.

sentencia favorable para un cliente tras una denuncia de las marcas Nike y Converse por un presunto delito contra la propiedad industrial

¿Por qué es importante la presunción de inocencia?

 

Este derecho de presunción de inocencia resulta de gran importancia, especialmente para el acusado de un delito.

Cuando una persona es denunciada por un delito sin prueba que lo justifique, el acusado será considerado inocente hasta que se demuestre lo contrario y se dicte en una sentencia.

Si no existiera la presunción de inocencia, cualquier persona acusada de un delito podría sufrir las penas de dicho delito, sin tenerse que probar si realmente es responsable del delito.

Si no existiera este derecho sería una injusticia para aquellas personas inocentes que son acusadas de un delito sin pruebas.

El concepto de prueba en la presunción de inocencia

 

La prueba en derecho penal se define como el conjunto de argumentos, hechos o actividades que justifican una determinada acusación o defensa.

El objetivo de toda prueba es convencer al Juez de la veracidad de los hechos que el sujeto argumenta.

Tal y como hemos anunciado anteriormente, hemos de entender prueba de cargo válida la que se ha obtenido y practicado de la manera que lo establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal. En caso contrario, se podrían solicitar nulidad de actuaciones.

¿Qué es el principio “In dubio pro reo”?

 

El principio “in dubio pro reo”, o duda razonable, es un principio jurídico que expresa que, si el Juez tiene dudas sobre las pruebas de una acusación de delito, no podrá dictar una sentencia de culpabilidad.

Este principio indica que es necesario demostrar, mediante las pruebas necesarias, la culpabilidad del acusado para poder imputar un determinado delito.

Las versiones contradictorias entre denunciantes y denunciados así como la de los posibles testigos que se puedan presentar, puede dar lugar a impedir llegar a una conclusión sobre cómo ocurrieron los hechos o como fue la dinámica de los hechos.

En esos casos, se podría llegar a una Sentencia absolutoria como hemos visto al inicio de este artículo a uno de nuestros clientes.

telefono despacho garon abogados madrid

Presunción de inocencia sin pruebas o duda razonable

 

La presunción de inocencia se aplica en aquellos casos en los que no existen pruebas de la acusación del delito, o cuando estas son insuficientes para justificar la responsabilidad del delito.

Las pruebas para acusar a alguien han de ser interpretadas por las autoridades competentes, y deben ser lo suficientemente claras como para poder imputar el delito al supuesto culpable.

La duda razonable o principio “in dubio pro reo” es una regla utilizada por los jueces y tribunales para cualquier procedimiento penal.

Según esta, el Ministerio Fiscal y la acusación, tanto particular como popular, deberán demostrar la responsabilidad del acusado sin duda alguna. De lo contrario tendrá que ser considerado como inocente.

La sentencia condenatoria ha de fundarse en auténticos actos de prueba ejecutados en el juicio oral, contradictoriamente, y que la prueba haya sido obtenida y practicada en la forma que regula la Ley procesal criminal.

¿Cómo desvirtuar la presunción de inocencia?

 

Como hemos comentado anteriormente, cualquier acusado por un delito será considerado como inocente hasta que se demuestre lo contrario, siguiendo el derecho de presunción de inocencia.

Desvirtuar la presunción de inocencia consiste en declarar culpable al sospechoso, a través de una sentencia firma dictada judicialmente.

Para desvirtuar o enervar este principio, será necesario tener una razón justificada de culpabilidad, ya sea por la tenencia de pruebas válidas, incriminación del responsable…

Según innumerables sentencias, el tribunal que ha conocido de nuestro caso podrá desvirtuar la presunción de inocencia con arreglo a las reglas de la lógica, máximas de experiencia y conocimientos científicos y lo considerarán suficiente.

Por supuesto, caben los recursos oportunos cuando no estemos conformes con esta valoración ante instancias superiores.

¿Cuándo se vulnera la presunción de inocencia?

 

La presunción de inocencia se vulnera en aquellas ocasiones en las que un supuesto culpable sufre las consecuencias penales del delito imputado, sin haberse demostrado de forma justificada su culpabilidad.

Cuando el investigado en lugar de ser tratado como inocente, es considerado como culpable del delito.

Vulnerar la presunción de inocencia es infringir uno de los derechos básicos recogidos en la Constitución Española.

Sin embargo, existen determinados delitos en los que normalmente se vulnera este principio, como por ejemplo en aquellos en los que se somete al acusado a prisión preventiva, antes de haber dictado sentencia.

Presunción de inocencia en los delitos de violencia de género y malos tratos

 

Los delitos de violencia de género y malos tratos en el ámbito familiar constituyen un apartado especial dentro de la presunción de inocencia, puesto que existe mucha controversia en ellos.

Si bien en este tipo de delitos no se vulnera el derecho de presunción de inocencia, lo cierto es que la aplicación de los protocolos policiales y la gestión de las ordenes de protección hacen que el resultado final suponga una aplicación muy laxa de dicho principio.

Se llega a asumir que el denunciado por uno de estos delitos es responsable del mismo, y todo ello a unos principios probatorios muy escasos, dado el ámbito en el que suelen cometerse estos delitos y la especial protección que se pretende dar a las víctimas de estos delitos.

Estos delitos se suelen producir en un ámbito muy privado y la especial vinculación de la víctima con su agresor tanto en el plano emocional, como en el social y económico.

¿Cómo es la práctica habitual en Sala?

 

Lo cierto, es que la declaración de la víctima tiene un peso probatorio muy superior al que se da en el resto de delitos, haciendo un difícil encaje entre el principio de presunción de inocencia y la especial protección que se da a las víctimas de estos delitos.

Por lo tanto, en este tipo de delitos tenemos que tener una especial consideración a las circunstancias específicas de cada caso ponderando las mismas con la especial protección a la víctima como el principio de presunción de inocencia del acusado.

Debe tenerse en cuenta que si bien es cierto que la detención del acusado hasta la puesta a disposición frente al Juez es casi inevitable en estos casos.

También es cierto que el mantenimiento de estas medidas una vez que nos encontramos en sede judicial rara vez se suelen mantener.

***

Como no puede ser de otra manera, todas las cuestiones que quieras plantearnos acerca de la presunción de inocencia o  cómo analizar los medios de pruebas que en tu caso se estén valorando no dudes en contactar con nuestros abogados penalistas.

Comparte este artículo

Comentarios de los usuarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *