hacer declaracion complementaria

La declaración complementaria para corregir los impuestos con Hacienda

¿Has cometido un error en la declaración de la renta o en otro impuesto y no sabes qué hacer? Tranquilo, hay solución, simplemente tendrás que estudiar la situación a fondo para ver qué opciones hay y, si es necesario, hacer una declaración complementaria. En este post de asesoramiento fiscal te contamos en qué consiste, cómo se hace, cuándo hay que hacerla y qué recargos o sanciones te puede imponer Hacienda.

¿Qué es una declaración complementaria para corregir errores?

Una declaración complementaria es un tipo de declaración que se elabora y presenta en Hacienda cuando se ha cometido un error o se han omitido datos en la declaración de algún impuesto que se ha presentado previamente y que perjudica a Hacienda.

Debemos partir de la base de que no somos infalibles a la hora de elaborar las declaraciones y que podemos olvidar alguna información importante (por ejemplo, una factura) o hacer un cálculo erróneo.

¿Cuándo presentar una declaración complementaria?

Tal y como hemos visto en la definición de declaración complementaria se presenta cuando se ha cometido un error o se han omitido datos y esa situación perjudica a Hacienda, es decir, que hemos declarado menos de lo que deberíamos. Por el contrario, si la modificación de la declaración supone una mayor devolución o un resultado cero, se realiza una rectificación de la declaración.

Además de lo anterior, debemos tener claro que la declaración complementaria se debe presentar dentro del mismo ejercicio fiscal o en el plazo en que la deuda tributaria no haya prescrito.

¿Cómo hacer una declaración complementaria?

La forma de hacer la declaración complementaria depende de la declaración que se quiera modificar, puede ser la declaración la renta o el Modelo 303 del IVA, por ejemplo. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Incluir la referencia de la declaración que se quiere modificar.
  • Ingresar en Hacienda el dinero que resulte de la declaración complementaria. Si te surge la duda de cómo se paga una declaración complementaria, debes saber que hay tres formas: cargo en tu cuenta por parte de Hacienda, cargo en tu tarjeta o pago en entidad bancaria.
  • Señalar que se trata de una declaración complementaria.
  • Añadir todos los datos, los nuevos y los modificados

¿Cuánto tiempo tengo para presentar la complementaria?

La declaración complementaria la puedes presentar durante el plazo establecido para la presentación del impuesto que desees modificar o posteriormente. En el caso en que presentes la declaración complementaria con posterioridad al plazo del impuesto se te podrán imponer recargos por aplicación del artículo 27 de la Ley General Tributaria que serán del cinco, 10 o 15% sobre el importe a ingresar, en función de si el retraso es de tres, seis o 12 meses. En el caso en que la declaración complementaria se realice con más de 12 meses de retraso el recargo será del 20%.

¿Cuál es la sanción por declaración complementaria fuera de plazo?

En el supuesto en que sea Hacienda la que detecte el error o la omisión recibirás un requerimiento o una notificación de inicio de procedimiento de comprobación y podría iniciarse un procedimiento sancionador. Las sanciones de Hacienda por complementarias dependerán del tipo de infracción cometido:

  • Infracción leve: 50%
  • Infracción grave: entre 50 y 100%.
  • Infracción muy grave: entre 100 y 150%.

El porcentaje que hemos detallado se aplicará sobre el importe a ingresar por el impuesto de que se trate.

Por lo tanto, no es lo mismo presentar una declaración complementaria sin requerimiento previo de Hacienda que con requerimiento. En este último caso, se te podrá imponer una sanción.

Presentar impuestos con atrasos

Es frecuente que los clientes nos pregunten si tienen que pagar intereses de demora por realizar fuera de plazo una declaración complementaria.

En este sentido tenemos que hablar de las obligaciones tributarias accesorias que son aquellas que consisten en prestaciones pecuniarias que se tiene que pagar a la Administración por exigencia con la obligación tributaria, y en concreto serían los recargos por declaración extemporánea, los recargos en periodo ejecutivo y aquellos otros que imponga la Ley.

En la medida que resulte obligado al pago del impuesto un contribuyente, quedará así obligado a satisfacer las prestaciones accesorias que se puedan exigir por atrasos.

¿Cuándo prescribe una deuda tributaria?

Un dato importante que debes considerar si has cometido un error en una declaración de un impuesto es el tiempo que ha transcurrido desde que terminó el plazo para la declaración, puesto que las deudas tributarias prescriben a los cuatro años, según el artículo 66 de la Ley General Tributaria.

Como consecuencia de todo lo anterior, si detectas un error en alguna declaración del IVA, IRPF u otro impuesto es fundamental que actúes cuanto antes, que analices la situación, que pidas la ayuda de un asesor fiscal experto y que presentes la correspondiente declaración complementaria en plazo para evitar sanciones.

Podemos ayudarte

Consulta con nosotros hoy mismo tu duda legal. Garantizamos una respuesta en pocos minutos y podrás estar más tranquilo/a. Contacta ahora.

¿Quieres que te llamemos?

Déjanos tu teléfono de contacto y te llamaremos en menos de 24 horas.

    Garón Abogados

    Garón Abogados

    Garón Abogados

    TELÉFONO: 91 112 41 68