Seleccionar página
Persona haciendo la declaración de la renta 2017

¿Cómo hacer la Declaración de la Renta 2019 (en 2020) ante la Agencia Tributaria (AEAT)

A la obligación de tener que liquidar los impuestos por todos los rendimientos obtenidos en España por medio de la Declaración de la Renta 2019, éste año hay que añadirle la enorme problemática y preocupación en la que está inmersa prácticamente la totalidad de la población mundial a causa del Coronavirus o Covid-19.

Ésta situación no exime del cumplimiento de nuestras obligaciones, y como cada año, nuestros abogados expertos en hacer la declaración de la renta quieren aclararte si tienes que presentar la declaración, cómo hacerla o qué información has de incluir.

¿Por qué la Declaración de la Renta de 2019 se hace en 2020?

La declaración de un ejercicio se tiene que hacer siempre al año siguiente para poder tener todos los datos completos. Desde el 1 de abril puedes hacer la Declaración de la Renta y, dependiendo del modelo a presentar, la ley establece un plazo concreto:

  • RENTA mod. 100: hasta el 30 de junio(25 de junio, si quieres domiciliar)
  • SOCIEDADES mod. 200: hasta el 25 de julio
  • IVA mod. 390: hasta el 30 de enero
  • IRPF mod 190: hasta el 30 de enero
  • IRPF mod 180: hasta el 30 de enero

¿Me mandará la Agencia Tributaria un borrador si es la primera vez que hago la Declaración de la renta o tengo que pedirlo?

Para empezar, lo más conveniente es que cada persona solicite sus datos fiscales en Hacienda, algo que se puede obtener solicitando cita previa. No obstante, puedes descargar de forma sencilla tus datos fiscales a través de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria.

En cuanto a los borradores, en Garón Abogados no somos muy partidarios de solicitarlos y confirmarlos sin más, porque en más de una ocasión hemos visto algún error al hacer los cálculos o no incluir determinadas variaciones, con los efectos negativos que eso conlleva.

Antes de aceptar ningún borrador de la Declaración de la Renta, revisa que todos los conceptos e importes estén incluidos.

Cuando hacemos este tipo de gestiones, nosotros nos encargamos de pedir los datos fiscales y únicamente necesitamos que nuestro cliente nos facilite una copia de su DNI, su número de cuenta y, en caso de estar casado y tener hijos menores de 18 años, la copia del DNI de tu cónyuge e hijos; así mismo copia de la declaración de renta del año 2018 (la última presentada), de cada uno de los cónyuges si se optó por la declaración individual.

¿Cómo saber si hay obligación de hacer la declaración de la renta?

 Como norma general, toda persona cuyos ingresos superen los 22.000 euros de un solo pagador, tiene que presentar la renta. Sin embargo, aunque esto deja exentos de obligación a muchos contribuyentes, en muchos casos presentar la declaración puede ser favorable pues puede salir a devolver, en cuyo caso, siempre recomendaremos presentarla.

Por otro lado, fuera de esta norma general que comentamos, es importante hacer un repaso por aquellos contribuyentes que están obligados por ley a declarar su actividad:

¿Tienes alguna duda? 

Resolveremos tu consulta

 

  • Contribuyentes que hayan obtenido en el ejercicio rentas superiores a 22.000 euros anuales como consecuencia de rendimientos del trabajo. Este importe incluye además las procedentes de pensiones y anualidades por alimentos no exentas, entre otros. Este límite se verá reducido a 14.000 euros cuando las rentas procedan de más de un pagador y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros anuales.

 

  • Contribuyentes que, con independencia de la cuantía y naturaleza o fuente de las rentas obtenidas, tuvieran derecho a aplicar el régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual, la deducción por doble imposición internacional, o bien hayan realizado aportaciones a patrimonios.

 

  • Contribuyentes que hayan obtenido rendimientos íntegros del capital mobiliario y ganancias patrimoniales, siempre que unos y otras hayan estado sometidos a retención o ingreso a cuenta y su cuantía global supere la cantidad de 1.600 euros anuales.

 

  • Contribuyentes que hayan obtenido rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de la viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros anuales.

 

  • Los contribuyentes que hayan obtenido durante el ejercicio exclusivamente rendimientos íntegros del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario) o de actividades económicas, así como ganancias patrimoniales, sometidos o no a retención, por importe conjunto superior a 1.000 euros anuales y pérdidas patrimoniales de cuantía superior a 500 euros, en tributación individual o conjunta.

 

Para evitar la confusión de conceptos, analizamos los datos fiscales de nuestros clientes para determinar si conviene o no presentar la Declaración de la Renta a la AEAT.

 

¿Qué debo incluir obligatoriamente en la declaración de la renta?

En la declaración deben incluirse todos los datos de los rendimientos que se hayan obtenido a lo largo del año anterior: rendimientos del trabajo, rendimientos del capital mobiliario e inmobiliario, rendimientos de actividades económicas, ganancias o pérdidas patrimoniales e imputaciones de renta.

Además, se pueden aplicar deducciones y reducciones por compra de viviendas, planes de pensiones, nacimiento de hijos, familias numerosas o gastos educativos.

¿Qué pasa si olvido incluir algo? ¿Puedo rectificar?

 En caso de que sea necesario incluir algún elemento en la declaración, esta se puede modificar sin recargo ni sanción alguna hasta el último día del período voluntario de presentación de la misma, fijado en este año para el día 30 de junio de 2020 (salvo novedades justificadas en base al estado de alarma).

Posteriormente, también podría modificarse la declaración, con los consiguientes recargos y sanciones por presentación fuera de plazo de la misma, que siempre serán inferiores en caso de hacerse voluntariamente por parte del contribuyente, sin requerimiento previo por parte de la Administración.

En caso de que la modificación sea a favor del contribuyente, también podrá solicitarse la correspondiente rectificación de la declaración durante los 4 años siguientes a contar desde el último día del plazo voluntario (30 de junio de 2020) de presentación de la declaración, sin recargos ni sanciones en este caso.

¿Puedo hacer la declaración de la renta sol@ o necesito ayuda?

 La declaración de Renta en sí es sencilla. Muchas veces y siempre que no haya conceptos poco claros para el contribuyente o disponga de tiempo, podrá realizarla sin problema alguno.

En cualquier caso, cuando existen rendimientos por actividades o ganancias patrimoniales por ventas de productos, la cosa se complica y lo normal es que el cliente no esté preparado para hacerlo.

No obstante, en ambos casos, siempre es recomendable acudir a los asesores especializados en estas cuestiones, que podrán aconsejarle mejor en la elaboración de la declaración, así como en lo relativo a planificación fiscal de cara a futuros años. Ellos son los que te ayudarán a decidir y a presentar toda la información que Hacienda necesita, mirando siempre por tus intereses como contribuyente.

Si me tienen que devolver de la renta, ¿cuánto tarda?

 El plazo legal que tiene la Administración para efectuar la devolución finaliza el 31 de diciembre de 2020. Toda devolución de la renta efectuada a partir del 1 de enero de 2021, deberá ir acompañada de los correspondientes intereses de demora por los días transcurridos desde dicha fecha.

Recomendaciones a quienes hacen la declaración por primera vez

El no haber presentado declaración de RENTA antes, no significa nada. Primeramente debes acceder a la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria para la consulta y descarga de tus datos fiscales, a partir de los cuales puede elaborarse la declaración modificando o añadiendo lo que sea necesario.

En cualquier caso, como mencionábamos anteriormente siempre es recomendable contar con los servicios de profesionales especializados en la materia. El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un impuesto relativamente complejo y muy desconocido a nivel general, por lo que siempre se pueden cometer errores en la elaboración del mismo, que pueden llevar a tributar de más o sufrir sanciones por parte de la Administración.

Delega los trámites de la Declaración de la Renta 2019 de una manera ágil y cómoda.

 

Despacho de abogados en Madrid y Barcelona

No Olvides Compartir en Tus RR.SS.

Estas terminando de leer este artículo y seguro que puede ser útil para alguno de tus contactos.

¡Pónselo fácil!

¿Quieres que te llamemos?

Déjanos tu teléfono de contacto y te llamaremos en menos de 24 horas.

Garón Abogados

Garón Abogados