Seleccionar página

Las uniones de hecho son aquellas relaciones de convivencia de pareja, que no se casan, que son estables y libres, conviviendo de manera pública y notoria, durante un tiempo determinado, y entre las que existe un vínculo afectivo similar al de un matrimonio  que lógicamente, esperan disfrutar de unos derechos equiparables a los de las parejas casadas.

Detalle importante de lo anterior, no sólo conviven, sino que comparten gastos formando una “Comunidad”.

¿Conoce las diferencias entre separación y divorcio? Se la explicamos AQUÍ.

CRISIS DE PAREJAS DE HECHO: Ruptura definitiva.

Nosotros nos queremos centrar cuando surgen los problemas o crisis de pareja. Para la ruptura o separación de esta convivencia de hecho, no se impone la sociedad de gananciales, como se podría pensar, sino que hay que deducir la voluntad de constitución de una “comunidad” sobre bienes concretos o una pluralidad de los mismos. Los principales bienes que podrían resultar en motivo de conflicto: viviendas, dinero depositado en cuentas bancarias, hipotecas, vehículos, etc.

El número de años de duración previos a la crisis de parejas son relevantes, aunque no decisivos, por lo que tendremos que estar a la voluntad que tenía la pareja desde el inicio de la relación de hacer comunes todos los bienes y ganancias adquiridas.

Por consiguiente, tendremos que acudir a interponer una acción de división de cosas comunes, en las que los convivientes piden que se valoren una relación de bienes determinados, para posteriormente adjudicarlos o venderlos mediante pública subasta.

crisis de pareja de hecho

GARÓN ABOGADOS presta servicios de asesoramiento jurídico a parejas en crisis, con el fin de solucionar los problemas desde el punto de vista legal, previos a la interposición de demandas por acciones de división de cosas comunes. Consulte a nuestros abogados online en relación de los aspectos jurídicos de parejas de hecho, divorcios y separaciones.