balance justicia para saber quien suele ganar los juicios laborales

¿Quién suele ganar los juicios laborales normalmente?

Responder sobre quién suele ganar un juicio laboral es una de las preguntas más recurrentes que suelen plantear a los abogados laboralistas antes de iniciar cualquier tipo de procedimiento laboral.

Por este motivo, hemos visto interesante poder compartir con nuestros lectores nuestro punto de vista, y que tiene una importancia tremenda, especialmente en profesiones de resultado como es la abogacía.

Solo es nuestra opinión, solo nuestra experiencia.

Quién suele ganar los juicios laborales: ¿la empresa o el trabajador?

Aunque pudiera parecer ambigua la respuesta, no podemos resolverla de otro modo que afirmando: DEPENDE.

Depende, entre otros motivos, porque nunca se ganan los juicios antes de empezarlos y/o se dicte sentencia por los jueces a los que corresponda conocer de nuestro asunto.

A quien haga lo contrario se le pueden presentar dos problemas (o algún otro): el primero de ellos, que no tenga éxito en la defensa, cuestión que a cualquier compañero le molesta enormemente. Y, en segundo lugar, porque tendrás que dar explicaciones a tu cliente de cómo ha sido posible no ganar el juicio en el que a priori se evidenció el éxito.

“Existe un mito” en el que se oye que la empresa siempre pierde los juicios, y eso no es cierto, al menos por la experiencia que nosotros tenemos defendiendo a empresas en asuntos laborales.

Si bien es cierto, en los casos en los que por estadística se pudiera presentar este escenario es en los casos de despidos y reclamaciones de salario, pero en otros como modificación sustancial de las condiciones de trabajo, resoluciones de contrato, conciliaciones familiares y laborales, falso autónomo, etc, ya es más discutible esta afirmación.

Como en todo proceso judicial, dependerá de la prueba, de cómo motives la carta de despido, del cambio de condiciones, etc.

En Garón Abogados partimos de un principio básico: tener motivos y fundamentos suficientes para poder defender el caso.

¿Cómo se consigue la prueba para ir a un juicio laboral?

Hay muchos medios de prueba en los que no podrás tener acceso a ella. Resulta lógico, ya que ninguna de las partes pondrá facilidades hasta la fecha del juicio para que se puedan conocer los medios con los que nos vamos a defendernos.

Aquellos medios de prueba que consideres necesarios para tu defensa, y no puedas obtenerlos, entre otras causas, por la posible protección de datos de carácter personal, tendrán que acudir tus abogados a solicitarlo por vía judicial, y siempre antes del juicio.

Pros y contras en los juicios laborales

Si tuviéramos que añadir algún pro y contra en común , tanto si eres el trabajador como si eres el representatne de la empresa, sería que en la mayor parte de los casos, no conocerás los medios de prueba que tiene la otra parte hasta la fecha del juicio.

Esto trae consigo varios puntos que debes de tener en cuenta:

  • En la preparación del juicio hacer una simulación en el sentido de imaginar las posibles preguntas, medios de prueba con los que podría utilizar la otra parte y “combatir” las objeciones.
  • Estar muy atento a cómo transcurre la celebración del juicio.

En las ocasiones que defendemos los intereses de los trabajadores, una cuestión que suele plantearse, como medio de prueba, es la de presentar a antiguos compañeros/as de trabajo como testigos.

Esta opción de inicio casi es descartable. Por nuestra experiencia, es muy poco probable que, una persona se pudiera jugar su puesto de trabajo por ir a defender a un antiguo compañero. No entramos ya en que si hubiera algún tipo de represalia por parte de la empresa se podría discutir si estamos en presencia de un despido nulo, pero insistimos, poco probable su asistencia y en los casos en los que se produce, probablemente no ayude.

No por llevar más testigos, tienes más probabilidades de ganar el juicio. En muchos casos, este es el factor determinante para perder un juicio.

Aunque ahora entraremos sobre este asunto, la negociación en juicios laborales es muy importante, y dependiendo de la estrategia que emplees, los resultados pueden ser muy satisfactorios.

Negociar y llegar a acuerdos, también es ganar.

Siempre, y especialmente en aquellos casos que defiendes a la empresa en juicios laborales y pudieran existir visos de que prospere la demanda, es muy interesante el negociar.

Precisamente por estos motivos, negociar para alcanzar acuerdos que económicamente sean más ventajosos, siempre es ganar.

Tendrá que ver la estrategia y por supuesto, dependerá a quien defiendas.

Pero este punto también es perfectamente aplicable cuando tu cliente ha sido el trabajador de la empresa.

Todo el mundo tiene sus intereses para defender, pero cada persona tiene sus propias circunstancias: hay personas que necesitan lo más rápidamente posible llegar a un acuerdo, incluso no llegando a lo que correspondería por Ley, pero ganas tiempo.

¿Cuándo empiezas a negociar en un juicio laboral?

Desde que se produce el despido, y especialmente en los casos en los que ya estés con un despacho de abogados laboralista preparando la solicitud mediante papeleta de conciliación, es muy probable que ya se inicien negociaciones.

En Madrid, los actos de conciliación en el SMAC son muy reducidos por lo que se suele conciliar: bien cuando el acuerdo esté cerrado a falta de homologar en el SMAC-CMAC. Bien,momentos antes de entrar en juicio. En Madrid, por este motivo, se podría aprovechar las dilaciones de tiempo hasta que el juzgado señala fecha de juicio para negociar. En el CMAC en Barcelona, las citaciones son relativamente rápidas y si hay intención de llegar a acuerdos, bien se podría cerrar en ese mismo acto.

Esperamos que pueda ser de utilidad la información facilitada para intentar desvirtualizar todos aquellos mitos en esta área. Para cualquier aclaración, no dudes en contactar con nuestros abogados laboralistas.

Garón Abogados

Garón Abogados