Pasos para preparar un recurso contencioso administrativo en vía judicial

Administrativo

Pasos para preparar un recurso contencioso administrativo en vía judicial

En cualquier proceso administrativo que se precie, y cuando esta vía se termina, es momento de valorar si acudir a la vía judicial por medio del recurso contencioso administrativo.

A diferencia de la vía administrativa, litigar contra la Administración puede llevar la imposición de costas en el caso de no ver estimadas nuestras pretensiones, motivo por el cual, merece siempre una previa valoración jurídica, antes de tener que acudir a este proceso.

Nuestros abogados expertos en contencioso administrativo van a resolver cuestiones como la necesidad de tener que ir defendido por abogado y procurador, saber ante qué órgano se tienen que presentar, qué ocurre con el tema del silencio administrativo tras interponer un recurso de alzada, etc, por lo que te animamos a que continúes leyendo si estás interesado en este tema.

¿Qué es la vía contencioso administrativa?

El órgano contencioso administrativo se encarga de resolver los recursos interpuestos entre los ciudadanos y la administración, ya sea del Estado, Comunidades Autónomas u otros organismos.

Por tanto, es un medio entre la Administración y los particulares para la discusión de resoluciones administrativas que lo general hay disconformidad.

¿Cuándo procede el recurso contencioso administrativo?

Este recurso puede ser presentado por cualquier persona cuando considere “no ajustada a derecho” la resolución de la Administración.

Algunos de los casos en los que se presenta son:

–              Contra resoluciones de los Tribunales económico administrativos.

–              Por silencio administrativo.

–              Cuando se considere que se han vulnerado derechos o intereses legítimos.

–              Contra actos expresos, presuntos y disposiciones generales, cuando se ponga fin a la vía administrativa.

¿Qué es un recurso de alzada?

El recurso de alzada es un documento que se interpone para recurrir o impugnar actos de carácter administrativo que no ponen fin a la vía administrativa.

Este recurso será resuelto por el mismo órgano que dictó la resolución.

Dado que ya hemos podido hablar más sobre el recurso de alzada te invitamos a su lectura en el enlace a dicha entrada para tener más conocimiento sobre este recurso.

Requisitos para presentar contencioso administrativo

Para interponer un recurso contencioso administrativo es necesario cumplir con una serie de requisitos formales para que realmente se convierta en una vía eficaz y rápida en la solución de conflictos. Los requisitos imprescindibles son:

  • Agotar la vía administrativa previa
  • Respetar los plazos de interposición
  • Argumentar los intereses
  • Acreditar que la persona tiene el derecho y la capacidad legal de interponer el recurso

¿Quién puede interponer recurso y ante quién?

El recurso contencioso administrativo puede ser interpuesto por cualquier persona física o jurídica que se considere perjudicada por un acto administrativo. Este fácil acceso a la justicia por el ciudadano garantiza la protección de sus derechos e intereses frente a las decisiones de la Administración Pública.

El recurso contencioso administrativo se interpone ante los juzgados de lo contencioso administrativo. Esto son órganos judiciales especializados en resolver litigios entre los ciudadanos y la Administración Pública.

¿Cuándo puede interponerse un recurso de alzada?

El recurso de alzada podrá ser presentado cuando en las resoluciones administrativas se provoque algún perjuicio sobre los derechos o intereses de las personas involucradas.

Puede que estés en el supuesto de haber interpuesto un recurso de alzada, y tras el transcurso de tres meses sin que la Administración te resuelva tu escrito se hayan podido producir los efectos del silencio administrativo.

Si estás en este caso, inevitablemente deberás de acudir a un contencioso administrativo (salvo si estás dentro de algunas de las causas tasadas por Ley).

¿Qué significa demanda contenciosa?

Una demanda contenciosa es aquel documento en el que se expondrán los fundamentos y pretensiones para ser presentados ante el órgano contencioso administrativo.

Estos órganos suelen ser los Juzgados de lo Contencioso Administrativo o Tribunales Superiores de Justicia.

¿Es obligatorio contratar a un abogado o procurador o puedo presentarlo yo como interesado?

Saber quién puede presentar un recurso contencioso administrativo es otra de las cuestiones más frecuentes con nuestros abogados.

El recurso contencioso administrativo puede ser presentado por cualquier persona física, jurídica o entidad que esté interesado en ello.

La Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa establece que será necesario estar asistido por un abogado y representado por un procurador.

Los casos en los que se hace excepción, o mejor dicho, lo condiciona será para aquellos funcionarios públicos para la defensa de sus derechos estatutarios.

El tener abogado y procurador permitirá que las comunicaciones se mantengan en adelante con ellos.

¿Cuál es el plazo para interponer un recurso contencioso administrativo?

El plazo máximo para interponer un recurso ante la administración es de dos meses.

Este mismo comenzará a contar desde el día siguiente a la publicación o notificación del acto impugnado.

Si existe un silencio administrativo, se considera que se puede presentar el recurso, con un plazo de dos meses, una vez transcurridos tres meses desde este silencio administrativo.

Cuando el acto no sea expreso o se impugne un hecho presunto, el plazo para presentar este recurso será de seis meses.

Recurso contencioso administrativo por silencio administrativo

El recurso contencioso administrativo es una herramienta legal fundamental en el ámbito del derecho administrativo. Dentro de sus diversas posibilidades de actuación destaca el recurso por silencio administrativo. Este recurso surge cuando la Administración Pública no emite una resolución expresa en el plazo establecido ante una solicitud o petición.

El silencio administrativo puede afectar gravemente los derechos e intereses de los administrados, dejándolos en una situación de incertidumbre y vulnerabilidad. En este contexto, el recurso por silencio se convierte en una herramienta esencial para restablecer el equilibrio entre el individuo y la Administración Pública.

Tipos de procedimiento dentro del contencioso administrativo: Procedimiento abreviado y procedimiento ordinario

Procedimiento abreviado

El procedimiento abreviado del recurso contencioso administrativo se erige como una vía expedita para resolver conflictos entre administrados y la Administración Pública. Este procedimiento tiene como objetivo agilizar la resolución de conflictos y los procesos que conlleva.

Este procedimiento se reserva para aquellas situaciones que no requieren una tramitación compleja, por lo que se utiliza en casos simples y cuando los fundamentos jurídicos son claros. Gracias al proceso abreviado se asegura agilidad en los trámites sin sacrificar la protección de los derechos de ambas partes.

Procedimiento ordinario

El procedimiento ordinario del recurso contencioso administrativo es el que se aplica de forma estándar en casos que demandan mayor investigación y profundad en el conflicto. A diferencia del procedimiento abreviado, este requiere de mayor tiempo para la resolución final. Este procedimiento cuenta con una fase más amplia de instrucción y un análisis más exhaustivo de las pruebas y alegaciones planteadas.

Contra resolución TEAR y contra resolución Ayuntamiento

El recurso contencioso administrativo puede dirigirse contra resoluciones emitidas por los Tribunales Económico Administrativos Regionales (TEAR) y contra decisiones dictadas por los ayuntamientos ya que ambos representan actuaciones de la Administración Pública.

¿Cuánto tiempo tarda en resolverse un recurso contencioso administrativo?

Cuando se presenta un recurso contencioso administrativo, no existe un plazo exacto para la resolución.

Por ponerte un caso, para dictarse una sentencia por un Tribunal Superior de Justicia en un caso para la defensa de los intereses de un cliente contra Hacienda llevamos más de un año esperando.

En cambio, para uno reciente para impugnar un procedimiento sancionador y la pérdida de puntos por exceso de velocidad, en cuestión de días tuvimos ya la sentencia (favorable). 

Mostramos la última resolución favorable de un contencioso administrativo el pasado 21 de marzo de 2022.

sentencia favorable contencioso administrativo

En caso de perder, ¿tengo que pagar los gastos del juicio???

Para responder a esta pregunta, siempre responderemos que en cualquier procedimiento judicial se parte de la premisa de “quien pierde paga”. Es una frase muy clara que resume lo que implica litigar ante cualquier jurisdicción.

La contenciosa no está exenta, si bien es cierto, en no pocos casos, muchas veces sueles leer que “no se hace pronunciamiento en costas”.

Siempre que exista una estimación parcial o se presenten dudas, la Administración no se verá “perjudicada” para tener que abonar los honorarios de los letrados que te han defendido en tu causa.

***

A modo de conclusión, debemos de indicar que siempre que sea posible estés defendida por asesoramiento jurídico por abogados especialistas en contencioso administrativo con la finalidad de que puedas contemplar todas las vías posibles para tener éxito en tu reclamación.

Comparte este artículo

Comentarios de los usuarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *